viernes, enero 04, 2013
17

Todo el servicio mira al centro
La ciudad de Cádiz tiene un configuración excepcional. Es cierto que su geografía lo condiciona casi todo. Las líneas de transporte urbano municipal que gestiona la compañía Tranvía no se han librado de este hecho que ahora mismo solo perdura en la mente de algunos más que en la realidad viaria de la ciudad. El actual servicio arrastra la herencia de cuando trasladarse al Balneario era una excursión como quién se desplaza para disfrutar hoy de un día en la sierra o similar.

El transporte se ha ido completando conforme la ciudad ha ido creciendo cubriendo siempre la necesidad de conectar el centro con los arrabales. Nadie pensó nunca que estos suburbios podrían tener una vida común y que una chica/o de Puntales podría hacer amistad o algo más con un chico/a de Cortadura sin necesidad de pasar por la plaza de España. El único que ha conseguido modificar una línea para cubrir la necesidad del barrio de Astilleros ha sido El Corte Inglés, además de sacarse de la manga temporalmente la ya extinta línea 8.

Quiero ir de Puntales a Cortadura
Es verano. Imagínense que un arrabalero de Puntales (es irónico), dentro de su derecho a elegir, prefiere disfrutar de un magnífico día de playa en Cortadura en vez de en El Boquete. Suponemos que llevará a la espalda una bolsa con los bocadillos y algo de bebida. No queremos pensar en que decida llevar una silla plegable. Tiene dos opciones. Darse una bonita caminata o intentar coger un autobús que le lleve cerca de su objetivo. Pero no existe ninguna línea que cubra esa necesidad y este vecino es tan ciudadano como cualquier otro. Desde la barriada de Puntales se puede tomar la línea 2 y 3 y ninguna mira a Cortadura.

Antes era más difícil. Pero en la actualidad, tras el soterramiento de la vía del tren y la conexión entre las dos avenidas por la transversal de los cuarteles solo parece cuestión de voluntad. La avenida de la Constitución de 1812 conecta de momento el Paseo Marítimo con la avenida Juan Carlos I y era el único escollo para ejecutar los más que prometidos cambios en la red de transporte público. Hace más de un año que esto se salvó y aún andamos esperando los famosos circulares.

El transbordo, casi inútil
Otro de los aspectos que se pueden corregir es el de los transbordos con el bonobús. En primer lugar, el tiempo para hacer uso del mismo es mínimo, tan solo 45 minutos. Parece que el que lo pensó midió el tiempo justo para quedar bien y no molestar a nadie. Salvo a los usuarios. Sigamos imaginando que un ciudadano osa coger un coche de la línea 1 en el Estadio en hora punta. Tarda 25 minutos en llegar, mínimo, a la plaza de España. Desde el momento en que pica empieza a correr el tiempo. Así que tan solo dispone de 20 minutos para coger otro autobús y usar el transbordo. No vale ni para ir de compras, ni para realizar gestiones. Eso sí, para entregar un paquete en mano en Diputación es perfecto.

Además de lo incomprensible de la restricción de usarlo tan sólo en líneas diferentes. De esta forma el transbordo tan solo es útil en un viaje de ida. Si quieres volver a tu casa utilizándolo tienes que aparecer en la otra punta de Cádiz o tener la suerte de vivir en La Laguna, bajar al centro en la línea 1 y darte un paseíto después por la 5 para terminar al otro lado del barrio.

Marquesinas que no protegen de nada
Estas carencias serían más livianas si se esperara el autobús bien protegidos del viento, la lluvia o el sol. Hay que tener en cuenta que en Cádiz, durante el año apenas sopla el viento y quizá no se entienda la necesidad de unas marquesinas preparadas para combatirlo (también es irónico). Modernas, super fashion y con más rendijas que una ratonera, así son las marquesinas de las paradas de autobús en la ciudad de Cádiz. Alguna vez he escuchado a algún arquitecto decir que la arquitectura urbana debe pensarse para cubrir las necesidades del entorno donde se utiliza. ¿Alguien ha pensado alguna vez en diseñar unas marquesinas exclusivas para las características de Cádiz? En definitiva, útiles.




17 comentarios:

  1. Yo soy un usuario habitual del transporte publico y estoy de acuerdo en todo lo que se cuenta. Yo añadiría otros problemas asociados al transporte publico.Desde mi punto de vista, los mayores problemas se encuentra la frecuencia de buses entre unas lineas y otras. Mientras la linea 1 hay una frecuencia, en hora punta, de cinco minutos. Por contra la linea 2, que popularmemente se conoce como "el bus del tour por Cádiz", tiene una frecuencia entre 10 y 15 minutos de espera, y esta circunstancia puede ser desesperante.

    No menos importante, las paradas que existen, en la linea 2 en concreto, hay al menos uno cada 200 metros. Son demasiadas paradas y esto repercute en la duración del trayecto.En concreto, el trayecto entre la plaza de España y puntales puede durar hasta los 45 minutos. La linea 1 puede tardar media hora, 3o minutos en atravesar la avenida.Un trayecto de apenas 3 km,y ademas la ralentización del trayecto por las numerosas paradas, la espera en las paradas mientras sube la gente, el trafico,etc.

    Otro aspecto a tener en cuenta son los "cartoncitos" del bono bus. Se debería implantar un sistema electrónico como los de se utilizan en el transporte metropolitano. No existe todavía un bono bus electrónico pero si los dispositivos que llevan colocados mas de dos años. ¿cuando lo van a implantar? Este aspecto vulgar le puede dar mas agilidad para cobrar el trayecto. las maquinas existentes son tremendamente lentas y en numerosas ocasiones están estropeadas.
    Por otro lado y asociados al precio del billete, han subido este año 2013 10 céntimos valiendo ahora 1,10 euros por un trayecto relativamente corto. El bono bus ha pasado de 6,35 euros a 7 euros. Un hecho que me hace replantearme coger el bus y comprarme una bicicleta.

    Continuo.Algo me que afecta y que no contempla el ayuntamiento, es un bono bus solidario, como existe en Sevilla, con un precio reducido para las personas desempleadas de larga duracion o con alguna minusvalia.
    Pienso y opino que si quieren incentivar el uso del transporte publico en detrimento del transporte privado, deberían tener en las condiciones económicas de los usuarios , en especial familias numerosas, ancianos, desempleados y niños.

    Ya como sugerencia para un próximo articulo podeis hablar de los aparcamientos en Cádiz, sus dificultades para aparcar, sus precios, la zona azul, etc. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena aportación Fernando, ¡gracias por visitarnos y comentar!

      Eliminar
    2. Es verdad, son muchas cosas las que se deben mejorar. Más teniendo en cuenta que es uno de los billetes más caros de España en proporción al trayecto que realiza. Con el bonobús electrónico se podría recargar en el mismo autobús. Otro de los problemas todavía son los puntos de venta del bonobús. Es contar y no parar. El que viaje un poco sabrá que son cosas que existen en otras ciudades desde hace más de una década. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  2. La mayor carencia es la ausencia de bono de transporte... que aun usamos el bonobus de cartón del malo limitado a 10 viajes. Ya podrían poner bonos mensuales o de X dinero de recarga, como en la mayoría de las ciudades. Se ahorraría muchísimo y además cada uno compra lo que se adecua a sus necesidades. A día de hoy sólo se puede conseguir bonobus mensual para estudiantes EMPADRONADOS en Cádiz, y además sólo matriculados en ciclos superiores o universidad. Esto es un atraso absoluto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que somos más los que vamos en autobús que en coche oficial. Pero, ¿quién diseña el servicio?

      Eliminar
  3. Sin duda el bonobús electrónico es una necesidad. Además del ahorro de papel que se hace puedes ir recargándolo a tu antojo sin necesidad de tener un tope. Es algo que en ciudades como Sevilla lleva instaurado desde hace años.

    Respecto al precio es bastante irrisorio que un billete de autobús cueste en Cádiz 1,10 €. El recorrido que hace es bastante inferior al que hace en otras grandes ciudades y la diferencia es apenas de 10 céntimos. Desde luego es algo que debería ser cambiado. En vez de gastarse el dinero en poner las locuciones de las paradas con una voz en off como se acaba de hacer, se podría destinar el dinero a cosas como esta o al cambio de marquesinas, algo urgente según mi punto de vista, que vivimos en una ciudad permanentemente con un viento bastante desagradable y esperando el dos te da una fatiguita.

    Yo siempre he pensado que la línea de autobús número 1 debería ser un autobús doble, de esos que llevan la anilla en medio, o quizás un autobús de tamaño superior al que tenemos. Esta línea recorre la avenida de Cádiz de arriba a abajo y es inevitable verlo a cualquier hora hasta la bandera.

    ResponderEliminar
  4. No creo que el coste del billete sea irrisorio, sino más bien abusivo teniendo en cuenta el recorrido que hace. Eso si, me parece una estupenda idea que los autobuses sean como los interurbanos de san fernando-cadiz, asi no estarian llenos como casi siempre. Y sin duda, las marquesinas en Cádiz deben ser semi cerrada como las que hay en el campo el sur.

    ResponderEliminar
  5. Hay cosas que comparto y otras que no. Habláis todos como usuarios del servicio de transporte y es los que sois y os entiendo, pero deberíais intentar comprender que este servicio lo lleva a cabo una empresa, con sus presupuestos y demás y no puede disponer de autobuses, gasoil y trabajadores (y menos ahora en los tiempos que corren) a gusto de toda la ciudad.

    Lo que mencionáis del bonobus electrónico ya existe y es la tarjeta verde de transporte metropolitana que se usa por ejemplo para los autobuses de COMES para ir a San Fernando o a Puerto Real,etc. Que el precio del viaje es caro si lo comparas con otras ciudades, pues sí. 1,10 para lo pequeño que es Cádiz es caro, pero si compras el bonobus, aún con la nueva subida 7,00€ a 10 viajes, son 0,70€ por viaje, precio más asequible que el 1,10. El bonobus no caduca asi, no serviría la excusa de no voy a comprarme un bonobus, para una vez al mes que cojo el bus. Tienes tus 10 viajes y dispones de ello para cuando lo necesites.

    El tema que como ejemplo se ha puesto aquí de un chico de puntales que quiere ir a cortadura, choca por ejemplo con otra crítica que se ha hecho en un comentario de que algunas líneas tienen paradas ni a 200 metros de distancia. Si se estableciera un recorrido añadido a alguna línea para Cortadura-Puntales aumentaría el tiempo de espera en las paradas, ese del que os quejáis del número 2.

    Yo soy de Loreto (Y Puntales está a lo máximo a 5 minutos de Loreto)y si quiero ir a Cortadura me voy andando. Ya me voy andando a la playa que está a 10 minutos. Si me voy a cortadura ¿Cuanto más tardo? ¿10 minutos más? Lo que no podemos pretender es que un autobús nos recoja en casa y nos lleve justo a la puerta del sitio que nos interese. Para eso, si lo queremos se llama a un taxi.

    El tema de las marquesinas, puedo entender la queja por el mal estado de algunas... Pero ¿por el diseño? No sé que pretendéis que sea una marquesina.

    En definitiva, sólo digo que para analizar un servicio prestado por una empresa, y más uno de estas características que se crea para satisfacer las necesidades de muchas personas, hay que tener en cuenta muchas variables y que se realiza pensando en satisfacer a la población en general y no se puede pretender que se satisfagan todos los intereses de manera particular.

    Un saludo a todos y enhorabuena por este genial blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen punto de vista, de eso se trata, de abrir debate

      Eliminar
  6. Está claro, no todo son calamidades. Una de las cosas que más llama la atención, comparándolo con otras ciudades, es la continua renovación de la flota de autobuses. Pero, desde mi punto de vista, prima la idea de servicio público por encima de cualquier interés económico empresarial. Y en este caso no se están cubriendo algunas necesidades y demandas públicas. Respecto a lo de ir andando de Puntales a Cortadura cargados para la playa ya veremos cuando tengamos 50, 60 ó 70 años. De todas formas, gracias por comentar el post. Lo que he escrito es una visión personal que se publica para crear debate y está sujeta a toda crítica posible.

    ResponderEliminar
  7. muy muy bien ,estos temas son importante de abordar

    ResponderEliminar
  8. Hay que tener en cuenta también que el servicio lo gestiona una empresa, pero que es concesionaria del ayuntamiento. Es decir, ¿Me pregunto hasta donde llega el límite en que decide uno (empresa) y no otro (ayuntamiento)? ¿Quién diseña las rutas de las líneas? ¿Quién establece los sitios de las paradas?

    Por otro lado, de igual modo, si por ejemplo este blog sirviera para intentar motivar cambios ¿A quién hay que presentar las propuestas de mejora? ¿Al ayuntamiento? ¿A la empresa? Seguro que acabarían escurriéndose el bulto entre ellos.

    En cuanto al tema del precio, considero que hay que tener en cuenta que a pesar de lo pequeño que es Cádiz, generalmente no hay mucha concienciación del uso del transporte público. Y en Cádiz para lo pequeño que es, siempre cuesta encontrar aparcamiento porque la gente prefiere mover el coche a coger el autobús. Si hay poco público, la empresa obtiene menos beneficio, por lo que debe subir el precio para intentar resultar rentable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que en Cádiz el uso del coche puede llegar a ser abusivo, aun así el transporte público creo que es bastante utilizado. La línea 1 sea la hora que sea SIEMPRE va lleno. El 5, tres cuartos de lo mismo. El 2 en su laaaaaaaaaaargo recorrido va cogiendo y soltando a mucha gente sobre todo universitarios, al igual que el 7.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo. Lo escribí en uno de los comentarios anteriores, pero lo matizo. Si realizo esta opinión resaltando algunas de las carencias en el sistema de transporte público es justamente por eso. Porque es público. Algo parecido está pasando en Madrid con la sanidad pública. Lo reitero, un servicio público no puede estar reglado por un criterio económico empresarial (tampoco tiene que ser un saco sin fondo). Si una empresa no es capaz de mantenerlo, se le retira la concesión y se busca otra que respete las necesidades y demandas de los ciudadanos o se gestiona desde el propio Ayuntamiento. En el transporte o en cualquier otro servicio. Lo que más me duele es tener que defender algo que creía sólido. Tampoco veo ningún motivo para retirarle la concesión a la Compañía Tranvía, pero que cubran las necesidades reales de la ciudad y no hagan oídos sordos.

      Eliminar
  9. Contestando a Beltrán el dispositivo electrónico de billetes que existe en el bus urbano es del consorcio de transporte de la bahia de Cádiz y no tiene un convenio de colaboración con el ayuntamiento. Si pagas con la tarjeta del consorcio el precio es el mismo que el sencillo y no tiene descuento, osea, que sale a un euro cada viaje. Además no sirve para los transbordos, asi que si cambias de linea pagas de nuevo.

    Lo que me parece indignante, que el ayuntamiento diga que apuesta por el transporte público, y tengamos un dispositivo de transporte electrónico desde hace mas de 2 años muerto de risa y sin implantar el bono bus electrónico. Sin contar con descuentos para los desempleados o minusvalidos, como mi caso.

    Y , yo y muchas personas consideramos el transporte público como lo que es, un servicio público a la ciudadanía y no regirse con criterios empresariales de rentabilidad. La rentabilidad debe ser social y no económico.

    Y para mi, y muchas personas desempleadas y con escasos recursos económicos, el precio de 7 euros el bono bus es excesivo, mas aun el billete sencillo de 1,10 euros que ademas no te permite hacer transbordo.

    Pienso, en mi humilde parecer, que se debe primar el transporte publico que el transporte privado, y mas en una ciudad con un termino municipal tan limitado. Quien quiera ir a comprar el pan con el coche que lo pague.Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. y la vuelta tan absurda que da la línea 5 para pasar por la puerta del corte inglés??? nadie dice nada???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que lo dice alguien... el propio corte inglés!

      Eliminar