jueves, noviembre 22, 2012
6


Esta vez escribo como vecino del barrio de La Laguna. Después de veinticinco años viviendo en él y después de haber sido testigo de todas las obras de mejora al que ha sido sometido en los últimos quince. Que nadie se equivoque, no es una crítica a las obras. Si no se hubieran hecho seguramente estaría aquí escribiendo reclamando su ejecución. Es simplemente la petición de una tregua tras estos años de cambios en nuestras calles.

Toda obra conlleva muchos inconvenientes durante su ejecución y afecta directamente a nuestra salud. Los vecinos de La Laguna nos hemos acostumbrados ya a estos problemas como algo nuestro, es parte de nuestra cultura. Calles cortadas, ruidos de martillos hidráulicos, vallas, camiones hormigoneras, excavadoras y la suciedad que todo este trasiego deja en las calles y trepa hasta las propias viviendas.



Haciendo memoria, se han realizado obras de mejora del acerado en calles como Pintor Zuloaga, Goya, Velázquez o Santa Teresa, entre otras. Se han transformado plazas, con aparcamientos subterráneo incluido, como la de Reina Sofía y La Habana (antigua Bolera), otras como Pintor Clemente de Torres o Bécquer. Lejana en el tiempo queda la polémica con la construcción del nuevo ambulatorio.

Pero las obras más intensas han sido las del soterramiento de la vía del tren y la lenta transformación por fases del estadio municipal Ramón de Carranza. No pongo en duda el beneficio para la vida diaria que ha tenido la eliminación visual de la vía y tampoco, pese a que el Cádiz CF esté en horas bajas, la utilización del estadio como un edificio administrativo y deportivo. Por lo menos se aprovecha el poco espacio de la ciudad.  



Ahora le toca ponerse al día a la plaza de Madrid, como se puede ver en las fotografías. Todo el entorno ha sufrido por las obras del estadio y las repetidas inundaciones a las que nos vemos sometidos los días de lluvias intensas. Después de esto espero un poco de sosiego, un respiro, algo de paz y que el esfuerzo humano y económico se encamine a revitalizar el barrio donde últimamente se respira un aire de tristeza y de soledad con poca actividad de personas en sus calles. Simplemente es para que estas obras no se queden en un simple artificio.

6 comentarios:

  1. esta obra no es nada la de la agua de la avenida J.Carlos 1, duro 12 AÑOSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, se me ha olvidado meter las obras de La Martona, además, como dices ha durado mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría al nivel del soterramiento y del estadio.

      Eliminar
  3. Obras infinitas e inútiles, pues sí. Este barrio además de ese sufrimiento, sigue echándose a temblar cada vez que llueve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que con la obra actual de la plaza de Madrid (alrededor del estadio) se va a solucionar el problema de las inundaciones. Esperemeos que los desagües que pongan sean suficientes. Mientras ningún político se meta en la decisión de los técnicos puede que el agua corra.

      Eliminar
  4. Muchas "soluciones" y "arreglos" para una calle que aún sufre cuando llueve, que hace que los vecinos y dueños de tiendas, negocios y bares en esa calle suspiren cuando se nubla y malos recuerdos de los que en su día perdieron coches y motos por la inundación de sus garajes.
    ¿Tanto cuesta (¿he dicho cuesta?, perdón, TARDA) la solución a esto?

    ResponderEliminar